Habib Ali Habib Mohamed Hasan Mubarak
Arrestado en Bahrein

Habib Ali Habib Mohamed Hasan Mubarak nació en Bahrein el 27 de julio de 1986.

El 21 de octubre de 2014, los oficiales del Comando de la Fuerza de Seguridad Especial (SSFC) y los oficiales de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) allanaron la casa del Sr. Mubarak sin una orden judicial, pero no estaba presente en ese momento. El 23 de octubre de 2014, el Sr. Mubarak se entregó en la Dirección de Investigación Criminal (CID). Los oficiales detuvieron y desaparecieron a Mubarak durante cinco días, durante los cuales lo sometieron a tortura. Lo golpearon físicamente en la cara, el abdomen y la espalda, y lo escupieron durante los interrogatorios. También lo tuvieron en una habitación extremadamente fría, a la que los presos se refieren como un «refrigerador» y lo sometieron a descargas eléctricas hasta que perdió el conocimiento. También lo sometieron a desnudos forzados, lo fotografiaron desnudo, lo golpearon en los genitales y lo amenazaron con violar a su esposa si él negaba los cargos en su contra o si no respondía a sus preguntas. El Sr. Mubarak también informó que los oficiales lo trataron de manera discriminatoria, insultando sus creencias y doctrinas chiíta, y se refirieron a él como un hijo de Mut’ah. El 27 de octubre de 2014, el Sr. Mubarak llamó a su esposa para decirle que lo iban a trasladar al Centro de Detención Dry Dock y le pidió que trajera ropa. Sin embargo, cuando su esposa, Zahra AlSheikh, defensora de los derechos humanos, llegó a la prisión, los agentes la arrestaron para cumplir una condena de prisión dictada en enero de 2014 por cargos de asamblea ilegal y asalto de agentes de seguridad. Con Zahra estaba su hijo de seis meses, Hussein Habib Mubara. Tanto la madre como el hijo fueron llevados a la prisión de mujeres de Isa Town, donde fueron encarcelados hasta el 19 de julio de 2015. El 19 de noviembre de 2015, el Sr. Mubarak fue declarado culpable y condenado a 15 años de prisión. En 2017, el Sr. Mubarak comenzó a quejarse de que sufría depresión y ansiedad. Pidió tratamiento, pero las autoridades de la prisión se han negado a proporcionar esto. En junio de 2018, el Sr. Mubarak fue llevado de urgencia al hospital cuando de repente se derrumbó en la prisión. En el hospital, se enteró de que era causado por la presión arterial alta. El 10 de septiembre de 2018, la Sra. AlSheikh fue convocada a la Oficina de la Fiscalía Pública. Cuando llegó, los oficiales le vendaron los ojos y la llevaron en automóvil a otro lugar, que ella cree que es el CID. Fue torturada e interrogada por individuos vestidos de civil y con máscaras. Estas personas le dijeron que la liberarían temporalmente si se disculpaba con el Rey en su Instagram. Inicialmente ella se negó, pero luego grabó un video de disculpa al rey y los oficiales retuvieron su teléfono móvil. La llevaron a la Oficina del Ministerio Público, donde fue acusada de delitos terroristas y pagó una fianza de 500 dinares bahreiníes. El día siguiente, 11 de septiembre de 2018, publicaron el video en su Instagram.

En octubre de 2018 la Sra. AlSheikh huyó de Bahrein. El Sr. Mubarak permanece en la prisión de Jau.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *