Abdulwahab Hussain
Arrestado en Bahrein

Abdulwahab Hussain es un filósofo y crítico social con una larga historia de activismo en Bahrein. Nacido en Nuwaidrat, Hussain obtuvo una licenciatura en Filosofía y Sociología de la Universidad de Kuwait en 1977. Hussain trabajó como maestro y trabajador social hasta que fue expulsado de sus puestos debido a sus actividades políticas. Durante el aumento de las protestas durante la década de 1990, Hussain fue arrestado en dos ocasiones distintas. El primero fue en 1995, cuando estuvo recluido aproximadamente seis meses bajo detención administrativa sin cargos formales. Su segundo arresto fue en enero de 1996, y fue encarcelado durante cinco años y recluido en régimen de aislamiento. A principios de 2000, Hussain fue presionado para firmar una carta de disculpa al Emir a cambio de un indulto. Se negó y permaneció en prisión varios meses más hasta que el Tribunal Superior de Apelaciones finalmente ordenó su liberación. Una vez en casa, fue arrestado nuevamente por las fuerzas de seguridad. Hussain permaneció en detención administrativa hasta que el nuevo Emir y pronto Rey, Hamad bin Isa al-Khalifa, perdonó a varios líderes de la oposición como parte de un programa de reforma a principios de 2001. Solo meses después de su liberación, Hussain fue el co-fundador de al-Wefaq, el grupo de oposición más prominente de Bahrein. Sin embargo, los desacuerdos surgieron en 2003 cuando Hussain pidió a la oposición que boicoteara una nueva ronda de elecciones parlamentarias. En última instancia, al-Wefaq decidió participar y Hussain abandonó el grupo. Aunque Hussain ha trabajado con numerosos movimientos de reforma y protesta en Bahrein, hoy está asociado con al-Wafa ‘, otro grupo de oposición que co-fundó en febrero de 2009.

Hussain se unió a muchos defensores de los derechos humanos en la organización del movimiento de protesta de 2011 contra el gobierno de Bahrein. Hussain fue arrestado posteriormente el 17 de marzo de 2011. Tanto él como su hija fueron golpeados durante el arresto y Hussain fue sometido a torturas y malos tratos durante su encarcelamiento.

Ha pasado una parte de su condena en régimen de aislamiento y permanece en prisión hoy. A Hussain se le ha negado sistemáticamente el acceso a la atención médica mientras estaba en prisión, a pesar de que padece un trastorno neurológico crónico. Como resultado, en noviembre de 2013, experimentó complicaciones y su salud continúa deteriorándose. También sufre de «laceración retiniana, deterioro de la vista y baja hemoglobina en la sangre», por lo que ha contraído numerosas infecciones, que también permanecen sin tratar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *