Hajer Mansoor
Arrestado en Bahrein

Sayed Nizar Alwadaei es cuñado del activista Sayed Alwadaei.

En marzo de 2017, como consecuencia de la actividad de derechos humanos de Sayed Ahmed Alwadaei; su cuñado, Sayed Nizar Alwadaei, de 18 años, fue arrestado por las fuerzas de seguridad de Bahrein y acusado de colocar «bombas falsas» en el suroeste de la capital, Manama. Actualmente se encuentra recluido en la prisión Dry Dock, y está siendo procesado por cargos de terrorismo, en particular por «sembrar y llevar con otros desconocidos un objeto similar a un explosivo improvisado en un lugar público, con el propósito de terrorismo». Negó la acusación alegando que fue obligado a confesar por las fuerzas de seguridad. A pesar de que la fiscalía no encontró evidencia forense que lo vinculara con el crimen que se les acusa de cometer, permanece detenido sin fianza. Después de meses de juicios, posponiendo el veredicto y pese a la falta de evidencia forense de la fiscalía que lo vincula a los presuntos delitos.

El 30 de octubre de 2017, Sayed Nizar Alwadaei fue sentenciado in absentia a tres años de prisión por cargos fabricados de plantar una «bomba falsa» como represalia contra el trabajo de derechos humanos de Sayed Ahmed Alwadaei. Según informes, fue torturado durante los interrogatorios y obligado a firmar confesiones falsas. Además, el 29 de noviembre de 2017, Sayed Nizar Alwadaei fue condenado por cargos de motivación política a tres adicionales años en prisión tras un juicio injusto. Sin embargo, el 8 de febrero de 2018, se mantuvo la sentencia de 3 años contra Sayed Nizar. Como resultado, actualmente está cumpliendo 6 años de prisión en base a dos oraciones diferentes. La apelación tuvo lugar el 22 de marzo de 2018. El 26 de marzo de 2018, Sayed Nizar Alwadaei fue condenado, junto con otros 7 acusados, a 7 años de prisión por presuntamente incendiar un automóvil propiedad del Ministerio del Interior con cócteles molotov. Los documentos que pertenecen a la fiscalía pública una vez más no lograron establecer pruebas forenses que vinculen a Sayed Nizar o cualquiera de los acusados con el presunto delito. La condena de los nueve acusados se basa en los testimonios proporcionados por dos de ellos al Ministerio Público, sin la presencia de un abogado. Le dijeron al juez que sus confesiones fueron extraídas bajo tortura, pero el juez desestimó sus acusaciones. La sentencia de 7 años se redujo a 5 años el 5 de junio de 2018. El 7 de enero de 2019, el Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre la Detención Arbitraria declaró la detención del Sr. Nizar Alwadaei como «arbitraria» y como un «acto de represalia» por el trabajo de derechos humanos del Sr. Alwadaei en Londres. El grupo también pidió su liberación inmediata e incondicional. Entre enero y febrero de 2019, la comunidad internacional se ha movilizado ampliamente en este caso, especialmente antes de la audiencia del 25 de febrero. En el Reino Unido, el 19 de febrero de 2019, el Presidente del Grupo Parlamentario de Todos los Partidos (APPG) sobre Democracia y Derechos Humanos en el Golfo, Chris Law, MP, escribió al Ministro de MENA, Alistair Burt, instándole a abordar cuestiones de derechos humanos durante su viaje a Manama el 20 de febrero. Además, el 22 de febrero, 7 diputados escribieron al Alto Representante de la UE. Por último, el presidente de la subcomisión de Derechos Humanos en el Parlamento Europeo, Antonio Panzeri, emitió una declaración en la que condenó el encarcelamiento de Sayed Nizar Alwadaei y su familia, y agregó que su liberación es «la única forma de garantizar una justicia justa».

Desafortunadamente, el Tribunal de Casación de Bahrein el 25 de enero de 2019 confirmó la sentencia de tres años contra Sayed Nizar Alwadaei que ahora ha agotado todos los recursos legales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *