Ali Mahdi Alaiwi
Detenido en Bahrein

Ali Mahdi Alaiwi es un estudiante bahreiní que tenía 17 años cuando fue arrestado sin ningún orden judicial y sometido a un juicio injusto. Ali está actualmente encarcelado en la prisión de Jau, donde recientemente ha sufrido problemas de salud.

El 22 de mayo del 2013, policías regulares y antidisturbios, así como agentes vestidos de civil y con máscaras, entraron por la fuerza en la casa de Ali al amanecer, mientras los residentes de la casa estaban dormidos, y arrestaron a Ali sin presentar sin una orden judicial ni mencionar el motivo de el arresto.

Los oficiales declararon que llevarían a Ali para interrogarlo, y si no había cargos en su contra, lo hubieran liberado. Sin embargo, después del arresto, los oficiales desaparecieron a Ali por un período de tiempo, durante el cual lo interrogaron en la Dirección de Investigación Criminal (CID) y luego lo transfirieron al Centro de Detención de Dry Dock. El tribunal le permitió tener un abogado, pero sin embargo le impidió que el abogado se comunicara con él, y de hecho, el abogado no asistió a su interrogatorio.

En un primer momento, Ali solo fue acusado de incendio provocado. Sin embargo, después de un largo período de detención, recibió citaciones por otros cargos: incendio provocado, asamblea ilegal y disturbios, quema de neumáticos y asalto a un oficial de seguridad. El 1 de abril de 2014, Ali fue sentenciado a tres años de prisión por cada uno de los primeros tres casos (incendio provocado, reunión ilegal y llantas en llamas), y un año en el caso de asalto, por un total de 10 años en prisión. El 2 de abril de 2014, fue trasladado a la prisión central de Jau, donde estuvo recluido con otros menores. El 28 de septiembre de 2014, el Tribunal de Apelación confirmó la sentencia sobre el incendio provocado y los cargos de reunión ilegal.

Después de los acontecimientos en la prisión de Jau en marzo de 2015, en los que las fuerzas de seguridad de Bahrein lanzaron gases lacrimógenos y golpearon a los reclusos en la prisión mientras intentaban sofocar los enfrentamientos que estallaron durante las visitas familiares y sometieron a los prisioneros a un castigo colectivo, Ali fue trasladado a New Dry Dock, la sección de la prisión de Jau para personas menores de 21 años, y permaneció allí durante casi dos años. Después de cumplir 21 años, fue transferido a la sección de adultos de la prisión. Recientemente estuvo recluido en régimen de incomunicación durante unas cuatro semanas, desde finales de enero hasta el 27 de febrero de 2019.

La familia de Ali informa que actualmente está «psicológicamente cansado». Se ha vuelto irascible, grita sin razón, discute con sus compañeros de celda y HAS recientemente rechazó las visitas familiares. También informan que sufre de alucinaciones y puede estar sufriendo de tricotilomanía, ya que se afeita las cejas y se depila las pestañas. Ali no tenía ningun problema médico antes de entrar en la cárcel.

El 24 de febrero de 2019, la familia presentó una queja ante el Defensor del Pueblo del Ministerio del Interior, en la que pedían que Ali fuera examinado por un médico psicólogo especializado o un neurólogo debido a la ansiedad que había sufrido recientemente, así como al empeoramiente de su estado mental. Ali sufrió previamente un dolor de cabeza y una hemorragia nasal y no aceptó medicamentos de la administración de la prisión. Aproximadamente el 26 de marzo de 2019, el abogado de la familia presentó una carta al fiscal pidiendo que Alaiwi fuera presentado a un psicólogo. El 8 de abril de 2019, el abogado recibió la aceptación. Sin embargo, a partir de mayo de 2019, las autoridades penitenciarias no han tomado ninguna medida para permitir que Ali sea visto por un especialista de salud mental.

El 14 de marzo de 2019, la familia presentó una queja ante la Institución Nacional de Derechos Humanos (NIHR) sobre las condiciones de detención de Ali. El mismo día, la familia tenía una visita programada con Ali, sin embargo, la administración de la prisión les dijo que se no puede recibir visitas a causa de una disputa con una guardia y con uno los prisioneros. El 22 de abril de 2019, el NIHR informó a la madre de Ali que la solicitud de presentar a Ali a un psiquiatra fue aceptada, pero no le dieron una fecha específica para una cita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *