Hasan Ali Fateel
Detenido en Bahrein

Hasan Ali Fateel es un estudiante bahreiní de 20 años que fue detenido arbitrariamente después de su arresto sin orden judicial en 2018.
Desde el arresto de Hasan, los funcionarios de Bahrein lo torturaron, lo desaparecieron durante más de un mes y lo sometieron a un juicio injusto. Hasan está actualmente encarcelado en New Dry Dock, la sección de la prisión de Jau reservada para presos menores de 21 años.

El 6 de febrero de 2018, oficiales de la Dirección de Investigaciones Criminales (CID), el Ministerio del Interior (MoI), la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) y oficiales vestidos de civil allanaron la casa de Hasan mientras él no estaba. Cuando Hasan llegó a casa, los oficiales lo arrestaron sin una orden judicial, lo obligaron a subir a un automóvil sin marcar y comenzaron a golpearlo mientras se alejaban. La madre de Hasan luego le preguntó a la policía por qué arrestaron a Hasan y los oficiales respondieron en tono burlón que fue porque él fumó, sin revelar la razón real de su arresto.

Hasan desapareció durante más de un mes después de su arresto. Los oficiales le permitieron llamar a sus padres solo una vez, varias noches después de su arresto, para decirles que estaba bien antes de que los oficiales cortaran la llamada repentinamente. Los oficiales detuvieron a Hasan en el edificio del CID, donde lo torturaron para que hiciera una confesión, que luego fue utilizada en el juicio contra él. A Hasan le fue negado ver a su abogado mientras estaba detenido en el CID.

Los oficiales habían informado previamente a Hasan que solo se le acusó de unirse a un grupo terrorista llamado «Bahraini Hezbollah». Sin embargo, cuando fue llevado ante la Oficina de Fiscalía Pública (OPP), supo por primera vez que estaba acusado por otros cinco o seis delitos adicionales, incluido el suministro de fondos y la capacitación del grupo. Después de seis semanas, los oficiales transfirieron a Hasan a New Dry Dock, donde finalmente se le permitió comunicarse con sus padres y su abogado.

El 16 de abril de 2019, el Cuarto Tribunal Penal Superior condenó a Hasan a cadena perpetua, revocó su ciudadanía bahreiní y lo multó por 100.000 dinares bahreiníes. Su ciudadanía fue restaurada luego por orden real el 20 de abril de 2019. Su condena fue confirmada en apelación el 30 de junio de 2019.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *