Husain AbdulAziz Mohamed
Detenido en Bahrein

Husain AbdulAziz Mohamed tenía 20 años en el momento de su arresto en Bahrein en 2015. Desde entonces, las autoridades de Bahrein lo han sometido a tortura y no le han proporcionado una cirugía ocular adecuada para el deterioro de su visión. Actualmente permanece en la prisión de Jau. El 17 de abril de 2015, agentes vestidos de civil arrestaron a Husain frente a su casa en Buri. Los oficiales lo golpearon y lo llevaron a un automóvil policial sin una orden judicial ni ninguna explicación para su arresto. Desaparecieron a Husain, lo retuvieron en la Dirección de Investigaciones Criminales (CID) y lo sometieron a tortura para que confesara. Después del segundo o tercer día, Husain pudo llamar a sus padres, les informó de su ubicación y solicitó que le trajeran ropa limpia. Luego, las autoridades transfirieron a Husain al Centro de Detención Dry Dock, donde estuvo detenido en espera de su juicio. El 20 de mayo de 2015, Husain fue transferido a la Oficina del Ministerio Público, donde los funcionarios de Bahrein lo obligaron a repetir su confesión.

Husain fue declarado culpable de reunión ilegal y quema de llantas el 20 de septiembre de 2015 y condenado a diez años de prisión, luego reducido a cinco años en apelación. Inicialmente, Husain estuvo recluido en New Dry Dock, la sección de la prisión de Jau reservada para personas menores de 21 años. Después de cumplir 21 años, Husain fue transferido con el resto de detenidos de Jau.

Antes de su encarcelamiento, Husain podía ver con un solo ojo porque perdió su ojo izquierdo cuando era niño. Mientras estaba en prisión, Husain sufrió un desprendimiento de retina en su ojo derecho. A principios del 2018, el hospital de la Fuerza de Defensa de Bahréin recomendó el traslado al Complejo Médico de Salmaniya para recibir atención especializada con respecto a su ojo. Sin embargo, la prisión no organizó este traslado hasta el 26 de abril del 2018. A su llegada, la enfermera de Salmaniya le informó a Husain que debería haber sido trasladado allí inmediatamente por su condición y que podría haber llegado demasiado tarde.

Tres días después, Husain se sometió a una cirugía para abordar el desprendimiento de retina. Después de la primera cirugía, su visión mejoró levemente y el médico le recetó gotas para los ojos para ayudarlo a reparar su visión. Programaron una segunda cirugía tres meses después; sin embargo, la operación no ocurrió. Durante este tiempo, Husain se quedó sin gotas para los ojos y las autoridades de la prisión no las reemplazaron. Se presentaron múltiples quejas sobre la falta de atención médica de Husain al Defensor del Pueblo del Ministerio del Interior, más recientemente el 20 de diciembre de 2018, pero Husain no recibió tratamiento adicional a pesar de las respuestas afirmativas del Defensor del Pueblo. Recientemente, el 7 de mayo de 2019, Husain informó que su visión continúa deteriorándose y que las autoridades de la prisión no han programado su cirugía. Husain ahora se considera legalmente ciego. Las autoridades tampoco han hecho nada para la nueva discapacidad de Husain en la prisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *