Husain Ali Khamis
Detenido en Bahrein

Husain Ali Khamis es un ciudadano bahreiní de 31 años. Las autoridades bahreiníes lo arrestaron en 2018 sin una orden judicial, lo amenazaron con forzar una confesión y lo sometieron a un juicio injusto. Actualmente está encarcelado en la prisión de Jau.

El 23 de enero de 2018, un conjunto de agentes vestidos de civil, agentes de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) y agentes del Mando de las Fuerzas Especiales de Seguridad (SSFC) entraron por la fuerza en la casa de Husain al amanecer, lo arrestaron e incautaron su teléfono, sus ordenadores portátiles y su pasaporte. Tras su detención, los agentes desaparecieron a Husain durante tres días, hasta el 26 de enero, cuando pudo hacer una breve llamada. Husain dijo que estaba detenido en el edificio de la Dirección de Investigaciones Criminales (CID) en Adliya. Las autoridades trasladaron a Husain a un edificio de la prisión de Jau bajo la administración y autoridad del CID, donde permaneció detenido durante 42 días más.

Los agentes vendaron los ojos a Husain durante los 42 días que estuvo detenido en la prisión de Jau, y se le negó el acceso a su abogado, a pesar de sus peticiones, durante los interrogatorios. Mientras interrogaban a Husain, los agentes del CID lo amenazaron para obligarlo a hacer una confesión, lo que finalmente hizo.

Tras sus interrogatorios en la prisión de Jau, las autoridades trasladaron a Husain al centro de detención de Dry Dock el 4 de marzo de 2018. El gobierno detuvo a Husain en el Centro de Detención de Dry Dock por otros seis meses hasta que fue presentado a la Oficina del Ministerio Público (OPP). Husain permaneció detenido en Dry Dock durante otros cuatro meses hasta que compareció ante un tribunal, con traslados ocasionales hacia y desde la OPP. Las autoridades acusaron a Husain de unirse a un grupo terrorista, a lo que Husain se opuso alegando que no había sido interrogado en relación con esos cargos. El tribunal permitió que la fiscalía utilizara la confesión coaccionada de Husain como prueba en su contra, pero no permitió que Husain impugnara ninguna prueba presentada contra él ni presentara ninguna prueba en su propia defensa.

El 16 de abril de 2019, el tribunal condenó a Husain en un juicio masivo que posteriormente fue denunciado por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos por «incumplimiento de las normas internacionales sobre juicios justos», lo condenó a diez años de prisión y a una multa de 100.000 dinares, y lo despojó de su nacionalidad, convirtiéndolo en apátrida. Las autoridades trasladaron a Husain a la prisión de Jau tras su condena, donde permanece. El 20 de abril de 2019 fue uno de los 551 bahreiníes re-nacionalizados, pero su sentencia fue confirmada en apelación el 12 de mayo de 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *