Majeed Ahmed Habib Ahmed
Detenido en Bahrein

Majeed Ahmed Habib Ahmed es un ciudadano bahreiní de 37 años que fue arrestado en 2013. Las autoridades bahreiníes lo arrestaron en su casa sin una orden judicial por asistir presuntamente a una protesta Luego fue sometido a tortura y condenado en un juicio injusto. Ahora está detenido en la prisión de Jau.

El 7 de mayo de 2013, a las 4:00 a.m., oficiales vestidos de civil allanaron la casa de Majeed y lo arrestaron. Cuando se le preguntó sobre el motivo del arresto, uno de los oficiales dijo que Majeed asistió a una protesta el día anterior; Sin embargo, Majeed sostiene que pasó el día en casa. A Majeed le dijeron que lo llevarían a la Dirección de Investigaciones Criminales (CID) y que lo devolverían dentro de dos días. Sin embargo, los oficiales desaparecieron a Majeed y lo mantuvieron incomunicado durante 15 días después de su arresto.

Durante su detención en el CID, los oficiales sometieron a Majeed a severas torturas psicológicas y físicas. Le vendaron los ojos, lo golpearon, lo privaron de rezar y ducharse, y lo obligaron a permanecer de pie por largos períodos de tiempo. También le quitaron la ropa y lo obligaron a bailar y cantar «Long Live Bu Salman», en referencia a la familia real. Además, amenazaron con agredir sexualmente a su esposa. También lo obligaron a usar ropa mojada y lo mantuvieron en una habitación extremadamente fría con el aire acondicionado en alto durante tres días. Las autoridades negaron que su abodago estuviese presente durante todo el período de investigación. Después de ser torturado, Majeed firmó una confesión falsa. El 21 de mayo de 2013, 15 días después de su arresto, Majeed fue trasladado al centro de detención de Dry Dock.

Majeed fue sentenciado a seis meses de prisión por participar en una reunión ilegal. El 17 de julio de 2014, fue sentenciado a 15 años adicionales de prisión por los cargos de unirse a un grupo terrorista y el intento de asesinato de un oficial de policía. Después de su condena, fue trasladado a la prisión de Jau, donde actualmente permanece. Su condena fue confirmada en apelación, y nuevamente por el Tribunal de Casación en septiembre de 2016. Como tal, ahora ha agotado todos los recursos internos.

Durante su reclusión, Majeed ha vivido en malas condiciones sin la posibilidad de recibir atención médica. En la prisión de Jau, la administración mantuvo a Majeed en confinamiento solitario en abril de 2019 y lo privó de tratamiento médico, aunque sufrió sangrado de ojos y oídos e informó dolor en la espalda, los hombros y los pies.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *