Habib Hasan Yusuf
Detenido en Bahrein

Habib Hasan Yusuf es un ciudadano bahreiní de 40 años. Las autoridades bahreiníes lo arrestaron en 2017 sin orden judicial, lo torturaron para obtener una confesión falsa y lo sometieron a un juicio injusto. Actualmente está encarcelado en la prisión de Jau.

El 6 de junio de 2017, agentes vestidos de civil tendieron una emboscada y detuvieron a Habib sin una orden judicial mientras estaba comprando alimentos para su familia en la aldea de West Eker. Habib se enteró más tarde de que un amigo lo había implicado en un caso penal y que había sido buscado por la policía y vigilado antes de su detención.

Tras su detención, las autoridades mantuvieron incomunicado a Habib y lo interrogaron durante 25 días sin la presencia de un abogado. Los funcionarios de la Dirección de Investigación Criminal (CID) acusaron inicialmente a Habib de ocultar información sobre prófugos, pero posteriormente presentaron tres cargos adicionales contra él.

Los agentes del CID torturaron e insultaron a Habib durante su interrogatorio en el edificio del CID. Los oficiales lo golpearon y lo obligaron a permanecer de pie por períodos prolongados de tiempo, a veces hasta varios días. También le dijeron a Habib que evitarían liberarlo a toda costa, y que cuando los tribunales lo condenaran por un delito, lo acusarían de nuevo de nuevos cargos para que se acumularan sus sentencias. La tortura que soportó Habib hizo que sufriera una pérdida de peso significativa y lo llevó a hacer una confesión falsa, que intentó retractarse cuando fue llevado ante un juez. Habib cree que las autoridades lo torturaron en parte por su fe chiíta.

14 días después de su interrogatorio bajo custodia de la CID, la Oficina de la Fiscalía (OPP) ordenó a la CID que liberara a Habib, pero la CID se negó a hacerlo, y un oficial le dijo a Habib que sería puesto en prisión de por vida. Inmediatamente después de esto, fue acusado de los tres crímenes adicionales.

Después del período de interrogatorio, las autoridades trasladaron a Habib al centro de detención de Dry Dock, donde se encontraba en detención preventiva. Le negaron a Habib el acceso a su abogado y se negaron a permitirle presentar pruebas en su propia defensa o a impugnar las pruebas presentadas contra él. El tribunal también admitió su confesión como prueba en su contra durante el juicio, a pesar de la retractación de Habib y las protestas de que se había hecho bajo coacción.

El 19 de febrero de 2019, el tribunal condenó a Habib a 25 años de prisión y le privó de su nacionalidad. Actualmente, Habib está detenido en la prisión de Jau. Su nacionalidad fue restituida posteriormente por real orden el 20 de abril de 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *