Husain Ali Muhana
Detenido en Bahrein

Husain Ali Muhana es un estudiante bahreiní de 23 años que fue detenido sin orden judicial en la casa de su amigo por agentes de la Dirección de Investigaciones Criminales de Bahrein (CID) y otros agentes del Ministerio del Interior (MOI) en 2017. Posteriormente fue torturado y condenado en un injusto juicio masivo, y actualmente se encuentra en la prisión de Jau.

Husain ha sido atacado por los funcionarios de Bahrein desde 2016. Mientras estaba fuera del país sometido a una cirugía ocular, los agentes del CID allanaron la casa de su familia y registraron sus computadoras. Cuatro meses después de que Husain regresara a Bahrein, los oficiales volvieron a allanar la casa, pero Husain no estaba presente en ese momento. Los oficiales no presentaron una orden judicial ni dieron una explicación para la redada, pero les dijeron a los padres de Husain que Husain tenía que entregarse. Después de enterarse de esto, Husain se escondió durante un año, período durante el cual las casas de los miembros de la familia fueron asaltadas y Husain fue baleado por las autoridades, pero evitó ser arrestado.

El 14 de diciembre de 2017, oficiales y helicópteros pertenecientes al Comando de las Fuerzas Especiales de Seguridad (SSFC) del Ministerio del Interior, junto con oficiales del CID, rodearon y fortificaron la ciudad de Bilad Al Qadeem, persiguieron a Husain y lo arrestaron en la casa de su amigo. Los agentes no presentaron una orden de arresto ni dieron una razón para su detención.

Los oficiales trasladaron a Husain al CID, donde lo mantuvieron detenido durante 40 días. Mientras estaban en el CID, los oficiales insultaron, golpearon y torturaron a Husain, y lo coaccionaron para que confesara los crímenes que no había cometido. A su abogado no se le permitió asistir a los interrogatorios.

Las autoridades de Bahrein acusaron a Husain de incitación al asesinato, además de otros múltiples delitos, y de evasión de la detención. Fue condenado a diez años de prisión y a la revocación de su ciudadanía bahreiní por el cargo de incitación, que se redujo a cinco años en apelación. Husain fue trasladado a la prisión de Jau el 22 de enero de 2018. Husain también sufrió varias heridas de balas de rifle Schuetzen en los pies y las rodillas, y no pudo ver a un médico, aunque lo pidió cuando fue trasladado a la prisión de Jau, un mes después de su detención. El 26 de septiembre de 2018, el tribunal lo condenó a un año de prisión por evasión de la detención. Ambos juicios se basaron en las confesiones que hizo bajo coacción sin ninguna prueba.

El 16 de abril de 2019, Husain fue condenado a cadena perpetua, a la revocación de su ciudadanía bahreiní y a una multa de 100.000 dinares en un juicio en masa junto con otros 168 acusados en el caso «Bahraini Hezbollah». Fue una de las 69 personas condenadas a cadena perpetua. La sentencia de Husain fue confirmada el 30 de junio de 2019, pero su nacionalidad fue restituida el 20 de abril de 2019 por Real Orden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *