Ali Ahmed Fakhrawi y Mohamed Ahmed Fakhrawi
Detenidos en Bahrein

Ali Ahmed Fakhrawi y Mohamed Ahmed Fakhrawi son hermanos gemelos bahreiníes de 32 años. Las autoridades bahreiníes los arrestaron en 2015 sin orden judicial, los torturaron y los sometieron a un juicio injusto. Ambos están actualmente detenidos en la prisión de Jau.

Oficiales vestidos de civil arrestaron a Ali y Mohamed el 18 de septiembre de 2015. Los oficiales no dieron una orden de arresto ni una razón para su arresto. Tras su detención, los agentes transportaron a Ali y Mohamed a la comisaría de policía de la rotonda 17, donde las autoridades los detuvieron durante tres meses, tiempo durante el cual funcionarios de la Dirección de Investigaciones Criminales interrogaron a los hermanos sobre su presunta participación en un grupo terrorista y les negaron el acceso a sus abogados.

Los agentes de la Dirección de Investigaciones Criminales sometieron a Ali y Mohamed a diversas formas de tortura durante su detención inicial en la comisaría de policía. Los oficiales esposaron a Ali durante 72 días continuos, lo mantuvieron en una habitación fría, lo privaron de sueño y le dijeron que detendrían y torturarían a otros miembros de su familia si no cooperaba. En cuanto a Mohamed, los oficiales le vendaron los ojos, lo golpearon y lo sometieron a desnudos forzados mientras denigraban su religión y amenazaban a su familia.

Los agentes del CID torturaron a Ali y Mohamed para que les sacaran una confesión, y regularmente atribuyeron su arresto y abuso a su tío, Kareem Fakhrawi, un notable preso político que supuestamente fue golpeado hasta la muerte en la prisión de Jau por las autoridades en 2011. Los oficiales también hicieron comentarios acerca de que «visitaran» a su tío mientras los torturaban.

El 6 de junio de 2016, las autoridades de Bahrein acusaron oficialmente a Ali y Mohamed de delitos relacionados con el terrorismo. El gobierno puso a los hermanos en juicio sin la representación adecuada de sus abogados y sin darles suficiente tiempo o facilidades para prepararse. El tribunal también permitió que la fiscalía utilizara sus confesiones forzadas como prueba contra ellos. El 30 de octubre de 2017, el tribunal condenó a Mohamed y Ali a cadena perpetua, tras lo cual las autoridades los trasladaron a la prisión de Jau.

Mohamed y Ali trataron de apelar sus casos, pero el Tribunal de Apelación y el Tribunal de Casación confirmaron el veredicto del tribunal de primera instancia el 7 de marzo de 2018 y el 6 de mayo de 2019, respectivamente, agotando todos los recursos legales posibles. Actualmente permanecen en la prisión de Jau, donde las autoridades los han trasladado arbitrariamente a habitaciones de aislamiento. Mientras está detenido en una sala de aislamiento, el detenido sólo puede pasar 30 minutos al día fuera de la celda. En los casos de Mohamed y Ali, las autoridades también han limitado su acceso al agua y les han cortado el acceso a los bienes de la comisaría de la prisión o que les han enviado por correo sus familiares.

Los oficiales han colocado a Ali en una sala de aislamiento en la sección 12 de la prisión de Jau, donde el es el único que habla árabe, lo que agrava su aislamiento. Asimismo, han puesto a Mohamed en una sala de aislamiento en la Sección 2, donde están detenidas personas con cargos de violencia o por tráfico de drogas, hecho que puede ponerlo en peligro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *