Ahmed AbdulHasan Husain
Detenido en Bahrein

Ahmed AbdulHasan Husain es un inspector financiero de 36 años y padre que ha sido detenido arbitrariamente y torturado por las autoridades de Bahrein. Tras un juicio sin las debidas garantías, fue condenado a prisión en el famoso centro de Jau de Bahrein, donde se le sigue negando la atención médica adecuada para sus lesiones.

A las 2.00 horas del 3 de noviembre de 2015, agentes vestidos de civil detuvieron a Ahmed en su domicilio. Antes de su arresto, los oficiales abrieron la puerta del patio de la casa y escalaron la valla para entrar en la casa de Ahmed. Estaban en gran número, llevaban chaquetas amarillas y máscaras, y estaban acompañados por mujeres policías. Las fuerzas entraron en la casa y arrestaron a Ahmed sin una orden para ninguna de las dos acciones.

Al día siguiente, 4 de noviembre de 2015, los oficiales llevaron a Ahmed de vuelta a la casa. Las fuerzas allanaron la casa, demolieron algunas paredes y removieron los pisos con el pretexto de buscar armas. Después de salir de la casa, Ahmed pudo llamar a su familia durante sólo unos segundos; no estaba seguro de su ubicación, pero sabía que estaba siendo investigado.

Desde el 4 de noviembre de 2015 hasta el 4 de diciembre de 2015, Ahmed fue sometido a una desaparición forzada. Durante este tiempo, personas desconocidas torturaron a Ahmed. El propósito de la tortura era hacer que Ahmed confesara que se comunicaba con un grupo de hombres buscados fuera de Bahrein, que los financiaba y que recibía formación de ellos. Ahmed cree que fue sometido a la tortura porque es musulmán chiíta, ya que las fuerzas de seguridad -que son casi exclusivamente suníes- han insultado su doctrina y creencias y las de otros detenidos. La tortura duró 28 días en el edificio de interrogatorios de la prisión de Jau, una parte de las instalaciones que, según se informa, está afiliada a la Agencia Nacional de Seguridad (NSA), el principal organismo de inteligencia de Bahrein. Las autoridades lo privaron de sueño, ducha y oración, y amenazaron a su familia. Ahmed declaró que la tortura fue hasta ese punto: «Ojalá me muriera». Como resultado de la tortura, confesó. El 4 de diciembre de 2015, fue presentado a la Oficina del Ministerio Público (OPP) antes de ser trasladado al Centro de Detención de Varadero.

La tortura le rompió la mano a Ahmed y, debido a la falta de atención médica, ahora está paralizada. También tiene problemas con su tracto urinario, y está sufriendo psicológicamente por el abuso. Ahmed fue ingresado en el hospital de Salmaniya para recibir tratamiento y luego trasladado al hospital Al-Qaala del Ministerio del Interior, donde sólo se le permitieron tres sesiones de fisioterapia. En mayo de 2018, Ahmed recibió tratamiento en el hospital de las Fuerzas de Defensa de Bahrein. Su médico le recetó fisioterapia y le recomendó una cirugía de trasplante de nervios. La cirugía está programada para julio de 2018.

Además del informe de su médico, se presentaron otros informes médicos a la OPP, al Ombudsman del Ministerio del Interior y a la Dependencia Especial de Investigación, y se entregaron al abogado de Ahmed. Hay informes médicos adicionales a los que no se ha permitido el acceso a Ahmed, incluido el informe de los médicos forenses y psicólogos, y el informe del laboratorio criminal que analizó las manchas de sangre que había en la ropa de Ahmed a causa de la tortura en la prisión de Jau.

A Ahmed no se le permitió reunirse con su abogado durante su detención. En su primera audiencia, ningún abogado estuvo presente. Incluso después del comienzo de los juicios, las autoridades sólo permitieron que Ahmed se reuniera con su abogado una vez. Además, el juez rechazó todas las denuncias de tortura y no las tuvo en cuenta. Ahmed fue juzgado en rebeldía, a pesar de estar detenido, y condenado por unirse a una célula terrorista. Fue condenado el 15 de mayo de 2018 a cinco años de prisión y su ciudadanía fue revocada en un juicio masivo de 138 personas. Su apelación se ha aplazado hasta el 12 de septiembre de 2018.

Actualmente se encuentra detenido en la prisión de Jau.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *