Salah Saeed AlHammar
Detenido en Bahrein

Salah Saeed AlHammar es un ciudadano bahreiní de 26 años de edad, que fue detenido arbitrariamente, torturado y luego recluido en régimen de aislamiento tras participar en una huelga de hambre en protesta por las condiciones carcelarias. Salah sigue encarcelado en la prisión de Jau.

A mediados de diciembre de 2011, los funcionarios arrestaron a Salah en la calle sin presentar una orden judicial. Salah fue acusado de reunión ilegal y el tribunal de Bahrein lo condenó a un año de prisión. Salah fue puesto en libertad en 2013 tras haber cumplido su condena, pero el 26 de julio 2014 el tribunal de Bahrein lo condenó a otros 15 años de prisión por su presunta participación en un caso en el que se quemó la correspondencia.

Salah fue detenido el 26 de julio 2015 para cumplir su condena de 15 años de prisión tras haber sido perseguido y tiroteado por las fuerzas de seguridad del Ministerio del Interior y por agentes vestidos de civil, así como por agentes que allanaron su casa varias veces al día. Los agentes lo acusaron de disparar intencionadamente contra agentes de policía y lo acusaron de ayudar a organizar un atentado con bomba en Sitra que tuvo lugar dos días después de la detención de Salah.

Después de arrestarlo, los oficiales del Ministerio del Interior desaparecieron a Salah durante cuatro días en la Dirección de Investigaciones Criminales (CID). Al cuarto día, los agentes le permitieron llamar a su familia para informarle de su ubicación. La llamada duró sólo unos segundos.

El 31 de julio 2015, los funcionarios de la prisión trasladaron a Salah al centro de detención de Dry Dock en espera de juicio. Mientras estaban en el Dry Dock, los oficiales torturaron a Salah manteniéndolo atado en todo momento y negándose a permitirle usar el baño hasta que comenzó a orinar sangre. Afirma que los funcionarios de prisiones dijeron que merecía ser torturado por sus opiniones políticas y porque es chiíta.

El 12 de agosto de 2015, el Ministerio del Interior emitió una declaración que implicaba a Salah en el atentado de Sitra. Además, el 13 de agosto de 2015, el Ministerio del Interior emitió la declaración y un vídeo en el que él y otros dos detenidos confesaban haber planeado y ejecutado el atentado de Sitra. El video también contenía una explicación detallada de la operación. Sin embargo, Salah sostiene que las autoridades lo obligaron a confesar el atentado con amenazas y torturas. Además, afirma que no estaba completamente consciente durante el rodaje. La confesión fue utilizada más tarde contra Salah durante su juicio.

El 29 de marzo 2017, el tribunal de Bahrein condenó a Salah a cadena perpetua y le revocó la ciudadanía bahreiní por su presunta participación en el atentado de Sitra. Los funcionarios de la prisión lo trasladaron a la prisión de Jau. El 29 de octubre 2018, el Tribunal de Casación confirmó su condena; sin embargo, en abril de 2019, el Rey de Bahrein restauró las nacionalidades de Salah y de otras 550 personas por orden real.

En mayo 2019, los funcionarios de la prisión trasladaron a Salah y a otros dos presos a un «edificio de aislamiento» de la prisión de Jau sin proporcionarles una razón para el traslado. El 15 de agosto 2019, Salah y otros 14 presos participaron en una huelga de hambre para protestar por las malas condiciones carcelarias y por esta política de «aislamiento». En respuesta a la huelga de hambre, el 28 de agosto de 2019, los funcionarios de la prisión lo trasladaron a él y a otros dos a una celda de aislamiento y desde entonces han mantenido a Salah incomunicado.

Salah y su familia han pedido ayuda en vano al Ombudsman del Ministerio del Interior y a la Institución Nacional de Derechos Humanos en varias ocasiones. El 3 de septiembre 2019, su familia presentó la última denuncia relativa a su reclusión en régimen de aislamiento y a la denegación de visitas y comunicaciones por parte de la prisión. No han recibido respuesta.

Salah permanece incomunicado en la prisión de Jau.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *