Sadiq Jaafar AlAbd
Detenido en Bahrein

Sadiq es el hermano de Isa Jaafar AlAbd, protagonista de un perfil anterior. Sadiq era un estudiante de 24 años antes de su arresto en 2018. Fue arrestado sin orden judicial, sometido a una desaparición forzada y a tortura, y condenado en un juicio sin las debidas garantías. Permanece en la prisión de Jau.

El 26 de febrero 2018, agentes de la policía antidisturbios y del Ministerio del Interior, junto con agentes vestidos de civil y con máscaras, allanaron la casa de Sadiq y lo arrestaron. Los agentes no dieron una razón para su detención, afirmaron que tenían una orden pero no la presentaron cuando la familia pidió verla. Durante la redada y el arresto, los oficiales golpearon y patearon a Sadiq, enfocando los golpes en su cabeza.

Posteriormente, los agentes trasladaron a Sadiq a la Dirección de Investigaciones Criminales (CID) y lo golpearon en el vehículo de los agentes en el camino. Lo mantuvieron allí incomunicado durante tres días, cuando pudo llamar a su familia y simplemente informarles que estaba siendo investigado. Después de estos tres días, los agentes lo trasladaron a un lugar desconocido (que su familia cree que es el Edificio 15 de la prisión de Jau). En total, estuvo desaparecido durante 10 días.

Durante los 10 días que estuvo desaparecido, los oficiales sometieron a Sadiq a torturas con el fin de coaccionar una confesión, incluyendo palizas físicas, acoso y denigración religiosa, y los oficiales lo «interrogaron» mientras tenía los ojos vendados. Sadiq negó las acusaciones en su contra, pero finalmente firmó una confesión preparada, por temor a ser torturado de nuevo.

Aproximadamente tres semanas después de su arresto inicial, los oficiales transfirieron a Sadiq al Centro de Detención de Dry Dock, pendiente de juicio. El 23 de abril de 2018, fue trasladado a la Fiscalía General y acusado de dar refugio a fugitivos (un pariente y otra persona de la misma aldea).

El 30 de septiembre de 2018 fue declarado culpable y condenado a tres años de prisión. Durante su detención preventiva, Sadiq no pudo reunirse con su abogado. Tras su condena, Sadiq fue trasladado a la prisión de Jau, donde permanece. La condena y la pena fueron confirmadas en apelación el 29 de enero 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *