Fadhel Abbas
Detenido en Bahrein

Fadhel Abbas Isa era un estudiante universitario antes de su arresto en 2012. Fue arrestado, torturado, amenazado y sometido a juicios injustos en violación de sus derechos humanos. Mientras estaba en prisión, a Fadhel le diagnosticaron lupus. Su salud se ha deteriorado debido a las torturas y a las condiciones insalubres de la prisión de Jau, en la que ha permanecido durante más de siete años.

El 29 de marzo de 2012, las fuerzas de seguridad de Bahrein, incluidos los vehículos del Ministerio del Interior, el Mando de las Fuerzas Especiales de Seguridad y los funcionarios de la Dirección de Investigación Criminal (CID), detuvieron a Fadhel mientras dormía en su casa de Sahla. Sus padres no sabían en ese momento el motivo de la detención, pero más tarde se les presentó una orden de arresto. En la orden se nombraba a Fadhel junto con varios otros, todos los cuales habían sido acusados de reunión ilegal. Después de su detención, los oficiales hicieron desaparecer a Fadhel durante tres días en el CID, durante los cuales se le negó el acceso a su abogado y fue torturado para obtener una confesión. Tres días después, se le permitió ponerse en contacto con su familia por primera vez y fue trasladado a la prisión de Dry Dock.

Seis meses después de su arresto inicial por reunión ilegal, el 26 de septiembre de 2012, Fadhel fue condenado a un año de prisión y trasladado a la prisión de Jau. Además de ser sometido a tortura en el CID, los oficiales también golpearon y amenazaron a Fadhel tanto en Dry Dock como en Jau. Cuando la sentencia de un año llegó a su fin, Fadhel, entre otros convictos, fue acusado de atacar un vehículo policial y de intento de asesinato. Ante estas acusaciones, el 30 de marzo de 2014 fue condenado a cadena perpetua. Esta decisión fue apelada el 31 de agosto de 2014, y su sentencia fue reducida a 15 años de prisión. Debido al trato y las torturas que recibió en la prisión, la salud de Fadhel se deterioró, especialmente durante un período de incidentes ocurridos en marzo de 2015 en la prisión de Jau, en el que los reclusos fueron dejados durante días fuera de sus celdas tumbados sobre cemento al sol caliente. Cuando Fadhel finalmente vio a un médico, se le dijo que su situación médica no requería su salida de la prisión al hospital. Sin embargo, Fadhel comenzó a sentirse mareado y se desmayó. Fue trasladado al Hospital Universitario Rey Hamad y su familia insistió en visitarlo, apenas lo reconocieron debido a su enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *