Husain Ali Mohamed
Detenido en Bahrein

Husain fue arrestado por primera vez con 11 años. Fue detenido durante una semana sin razón alguna. A los 13, fue arrestado sin argumento de nuevo. Husain tenía 17 años cuando fue recientemente arrestado arbitrariamente y torturado. Durante su período de detención no se le permitió estudiar, y hoy continúa encarcelado en la Nueva Cárcel del Dique Seco.

El 18 de enero de 2019, el hogar familiar de Husain en Bani Jamra fue redado por policías de paisano y miembros del cuerpo antidisturbios. No proporcionaron ninguna orden de arresto. Husain fue desaparecido durante 12 días. Tras ello, su familia recibió una llamada del Directorio de Investigación Criminal (DIC) para que le trajesen ropa y jabón. Fue puesto en libertad el 23 de febrero de 2019.

Husain fue arrestado por segunda vez el 30 de abril de 2019, cuando se le ordenó aparecer ante el DIC junto acompañado por su padre. Al llegar, agentes pidieron que entrase solo y fue detenido durante 20 días. Las autoridades no proveyeron ningún razonamiento para arrestarle.

Husain fue imputado con dos cargos separados. Primeramente, se le acusaba de la quema de neumáticos, y después de interrumpir el tráfico en la vía pública. Tras multarle por aquellos actos por los que se le acusaban, se añadió la imputación por preparar un explosivo falso, la quema de neumáticos y asaltar a un policía.

El 24 de febrero de 2019, se decidió poner al joven en libertad y archivar el caso al no saberse la identidad del delincuente. Con respecto al segundo cargo, se le puso en libertad bajo fianza, una suma de 200 Dinares bahreiníes. Sin embargo, aunque su familia pagó la fianza requerida, Husain continuó en prisión por acusársele de otros cargos. El 30 de octubre de 2019, el Cuarto Tribunal Superior de Derecho Penal le condenó a 2 años de cárcel. El 30 de diciembre de 2019, el Tribunal de Apelación mantuvo firme su sentencia.

Tras su detención el 30 de abril de 2019, Husain fue investigado e interrogado en el DIC durante 20 días, durante los cuáles el mismo agente que le torturó anteriormente, le golpeó, vejó, e incluso electrocutó. Husain acabó confesando bajo tortura, y tras 20 días, el 20 o 21 de mayo, fue trasladado a la prisión del Dique Seco por 6 meses.

Su abogado no pudo atender a aquellas investigaciones durante tal período, exceptuando las audiencias en conexión a su segundo arresto. Husain no fue llevado ante un juez de manera pronta y su padre testificó en el juzgado alegando que su hijo se encontraba en casa el día del supuesto incidente, ofreciendo una coartada para Husain. Finalmente, se acabó utilizando la confesión coaccionada que Husain admitió bajo torturas y Husain fue condenado.

Husain mostraba moratones en las piernas y la espalda, además de indicios de que había sido electrocutado, sin embargo, no recibió ningún trato médico para sus heridas. Hoy día sigue aprisionado en la cárcel del Dique Seco, para reclusos menores de 21 años, bajo la administración de la prisión de Jau.

El trato que apercibió Husain rompe con las obligaciones internacionales humanitarias de Bahréin bajo el Convenio Internacional por los Derechos Civiles y Políticos y la Convención Contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanas o Degradantes. Husain es un menor, por lo que se vulneraron sus derechos bajo la Convención sobre los Derechos del Niño, tratado al que Bahréin está suscrito desde 1989.

Urgimos al gobierno bahreiní que se libere a Husain o que se repita cualquier juicio contra Husain bajo los estándares internacionalmente reconocidos. Además solicitamos que se investiguen todas las alegaciones de torturas, con vistas a responsabilizar a cualquier culpable de ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *